El pasado sábado 27 de Febrero, la Asociación Micorriza y Fundación Telefónica organizaron una jornada senderista por el Bosque de Valdenazar junto a voluntarios/as de la propia Fundación y chicos/as de APANAG (Asociación de Padres de Niños Autistas de Guadalajara). Esta fue una mañana de diversión y aprendizaje en la que se realizaron diversos talleres, con la intención de mejorar la conservación de la naturaleza por un lado y el conocimiento sobre el autismo por otro.

Durante toda la semana parecía que el mal tiempo no iba a permitir que esta actividad se desarrollase como estaba prevista, pero la nevada fue menor de lo esperado y el sábado por la mañana amaneció cubierto pero sin riesgo de precipitaciones. Todo esto hizo que el Bosque de Valdenazar se presentase con un fino manto blanco dispuesto a acoger a sus visitantes y donde no faltaron, incluso, los muñecos de nieve.

Con las nevadas, siempre aparecen muñecos de nieve

Con las nevadas, siempre aparecen muñecos de nieve

De esta manera, a las 10 de la mañana dieron comienzo en la Biblioteca de Valdeluz estas actividades con una presentación de las cerca de 30 personas allí presentes. Lo primero de todo fue una breve explicación de la importancia de colgar cajas nido en bosques jóvenes como es el de Valdenazar. La ausencia de árboles viejos y, por tanto, de oquedades en sus troncos, impide la colonización de aves que buscan estos huecos para nidificar. Este fue el motivo por el que, entre los/as voluntarios/as de Telefónica y los/as chicos/as de APANAG, se pusieron manos a la obra para la construcción de unas cajas nido para aves paseriformes.

Por equipos, se fueron construyendo las cajas nido

Una vez estuvieron las cajas construidas había que proceder a su colocación en el Bosque de Valdenazar. Aunque algo resbaladizo por la nieve caída la noche anterior, el paseo estaba accesible y, a pesar de la ausencia de hojas característica del invierno, hermoso por el fino manto blanco que lo cubría. Acompañados todo el camino por las explicaciones e indicaciones de los técnicos de Micorriza y la ayuda de los/as voluntarios/as de Telefónica, los chicos y chicas de APANAG fueron colgando las cajas nido con las expectativas de que albergarán a una nueva familia de pequeñas aves.

Ya en el bosque, se procedió a colgar las cajas nido

Ya en el bosque, se procedió a colgar las cajas nido

Acabada la ruta, el grupo regresó al punto de partida, donde tuvo lugar un breve almuerzo en el que intercambiar opiniones y que sirvió de despedida para regresar a sus hogares después de una agradable mañana de sábado pasada en la mejor compañía.

Desde aquí sólo nos queda agradecer a todas aquellas personas que nos acompañasteis y que, de un día frío, hicisteis un ambiente cálido y acogedor.

Voluntari@s de Micorriza, Telefónica y APANAG reunidos al final de la mañana

¡¡¡GRACIAS!!! ¡¡¡ESPERAMOS VOLVER A VEROS!!!

Os dejamos un pequeño álbum de fotos de recuerdo. ¡¡Disfrutadlo!!