El pasado sábado 6 de mayo nos dimos cita una treintena de personas en el pueblo de Hinojosa (Guadalajara) para trabajar mano a mano por un campo con mochuelos en la primera jornada del Mes Micorriza.

El buen tiempo nos acompañó durante toda la jornada que empezó con una amena explicación sobre el mochuelo, su hábitat, estado de conservación y amenazas a las que se enfrenta por el cambio de usos del suelo y la actividad del ser humano. Seguidamente el grupo voluntario acudió a serrar las vigas para transformarlas en posaderos y desde allí nos desplazamos hasta el área de actuación, unos terrenos de cultivo cedidos por un vecino del pueblo para desarrollar las medidas de fortalecimiento de esta especie. Se instalaron un total de 18 posaderos, 3 cajas nido de mochuelo y se construyeron 3 majanos de piedra en lo que ha sido la primera actuación de Custodia de Territorio en el pueblo de Hinojosa. Para terminar la jornada repusimos las energías con una deliciosa paella en el bar del pueblo con todas las personas asistentes.

Mil gracias a todas las personas que acudieron a la cita, algunas de ellas venidas desde puntos lejanos, al vecino y compañero que ha cedido los terrenos para la actuación, al cocinero de la paella y al pueblo de Hinojosa por la excelente acogida de la iniciativa.

¡Así da gusto hacer cosas, sois muy grandes!

¡Seguimos adelante!