Aplicando soluciones tradicionales en la conservación de la biodiversidad

Así es como pasamos una jornada completa el primer día de Mayo. Teníamos una cuestión que llevaba tiempo rondando en nuestras cabezas, ¿qué podíamos hacer con los tallos retirados de la especie invasora Ailanto?

Aprovechando la técnica de trenzado vegetal, utilizada desde tiempos inmemoriales en la construcción de vallados y cercados, conseguimos dar un uso al material retirado de una especie invasora para proteger especies autóctonas. En este caso utilizamos de manera experimental restos de ailanto (Ailanthus altissima) para elaborar un perímetro de protección en un ejemplar de encina (Quercus ilex) incluido en el catálogo de árboles de interés municipal del municipio de Yebes.

Encina incluida en el Catálogo de Árboles de Interés Local de Yebes

Dirigidos por el maestro cestero Carlos Fontales, fuimos cortando y seleccionando el material a emplear. El grupo de voluntarias fue aumentando a medida que transcurría la jornada, hecho que facilitó el trabajo, pues fue una labor ardua.

Eliminación de tallos de Ailanto

Con los tallos acopiados, empezamos a trenzar sobre unos postes que colocamos a primera hora de la mañana, conformando poco a poco la estructura que evitará un pisoteo excesivo alrededor de esta encina. Al finalizar el día: habíamos aprendido a trenzar, teníamos un cercado vegetal alrededor de este árbol, compartimos una jornada de trabajo con personas diferentes y habíamos dado un segundo uso al material vegetal resultante de la eliminación manual de ailanto.

En plena faena de trenzado

Ahora toca hacer el seguimiento de esta actuación: cerciorarnos de que ninguno de los tallos utilizados enraiza de nuevo y observar el tiempo de descomposición natural del cercado (no olvidemos que esta estructura, construida con material vegetal, es temporal). A su vez, la masa de ailanto cortada para realizar esta actuación volverá a brotar de nuevo, por lo que habrá que ir trabajando sobre la misma para mantenerla a raya e ir reconstruyendo el vallado según se deteriore.

Últimos retoques

Queremos dar las gracias a toda la gente que fue pasando durante la jornada, trabajando duramente para alcanzar el objetivo. Así mismo agradecer a Carlos Fontales su trabajo, enseñanza y disposición a participar con Micorriza y como no a Vidal y el Ayto. de Yebes por su trabajo en materia medioambiental y su amplitud de miras en actividades innovadoras como esta.

Detalle del trenzado

¡Nos vemos en los campos!