¿Qué es un árbol singular?

flecha_verde

Según la definición del diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, la palabra “singular” es un adjetivo que significa “extraordinario, raro o excelente”. Por tanto, este calificativo se centra prácticamente en la apariencia externa del árbol, definiéndose un árbol singular como aquél que posee unas grandes dimensiones y/o un porte extraño, quedando así la definición limitada y poco concisa para este trabajo.

Por este motivo contemplamos la calificación de “Árbol Singular” como cualquier árbol por cuya rareza ecológica, tamaño, edad, belleza, importancia científica, cultural o incluso relación histórica con la población, sea algo a tener en cuenta. En base a esta definición, un elemento novedoso que se puede apreciar en esta guía, es la determinación de “Árboles fantasma” como aquel árbol que, pese a estar sin vida o desaparecido, tuvo una especial vinculación con la población local, siendo recordado en las historias de los más mayores. En esta sección tienen un papel prioritario los Olmos, árboles históricos dentro de toda la península y que una enfermedad se llevó por delante de manera virulenta.

Si algo caracteriza a los árboles, y en particular a los árboles singulares, es que han tenido a lo largo de la historia una relación especial con el ser humano, dándole a éste una serie de servicios ecosistémicos como madera, resina, alimentos, sombra, lugar de encuentro e incluso vivencias espirituales. Esto hace que sean elementos significativos dentro del paisaje, ya que la magnitud, apreciación y excepcionalidad de este espacio viene dado muchas veces por la aparición de un elemento distintivo que lo eleve, a diferencia del resto, a la categoría de paraje único.

Pero el término de árbol singular no es algo nuevo, ya que con el nombre de “Árboles Monumentales” o “Leyendas Vivas”, encontramos en la Península Ibérica una gran cantidad de ejemplos como el “Tejo de Rascafría” con una edad estimada de 1.500 años; el castaño “El Campano” en León con 15,6 metros de perímetro; el Haya de la Grevolosa en Barcelona, con una altura de 42 metros; o el “Laurel de la Reina” en Granada con relevancia en la historia, ya que se asegura que fue aquí donde se refugió Isabel la Católica para evitar ser arrestada por los árabes. Dentro de la provincia es famosa la Olma de Pareja y, en la misma comarca de Molina de Aragón, el Pino de las 7 garras de Orea, con una forma poco común en la especie. Son todos ellos claros ejemplos de la diferente causalidad de denominación que tiene árbol singular.

 

VER LA GUÍA DE ÁRBOLES SINGULARES

VER EL CATÁLOGO ONLINE DE ÁRBOLES SINGULARES

 

VIDEO PROMOCIONAL DEL PROYECTO (español):

 

VIDEO PROMOCIONAL DEL PROYECTO (english):

 

MAKING OF (cómo se hizo el video promocional):