Este otoño vuelven las plantaciones de olmos del proyecto “Olmedas, recuperando nuestros ríos“.

Seguimos con este proyecto que iniciamos a principios de 2018 con el apoyo de Fundación Biodiversidad. Tras las actuaciones de primavera en Talamanca de Jarama y Fresno de Torote, continuamos el trabajo de mejora de riberas deforestadas, esta vez en la provincia de Guadalajara.

Le toca el turno a las riberas de un afluente del Tajo poco conocido, el río Ablanquejo según la confederación hidrográfica, pese a que el agua que recorre el cauce pertenece al río Linares/Salado. Sea como fuere, en este espacio del término municipal de Huertahernando, incluido en el Parque Natural Alto Tajo se instaló hace 3 décadas una gravera que aprovechó la sedimentación de cantos y gravas producida por la erosión fluvial de estos ríos para generar material de construcción. Finalizada su explotación a principios del presente siglo, quedaron amplias zonas de la ribera desnudas de vegetación, que afortunadamente empiezan a recuperarse lentamente.

Lugar de plantación de olmmos

“El Sarguillo”, lugar de la plantación de olmos.

Con esta actuación, se pretende establecer en esta parte de la cuenca alta del río Tajo una población de olmo autóctono (Ulmus minor) resistente a la grafiosis, desde la que se expanda a lo largo de las riberas de los cauces aledaños. Además, se pretende ayudar a la regeneración del suelo, aumentar la masa forestal de ribera, y la biodiversidad interespecífica sumando a los olmos otras especies potenciales como el Mostajo (Sorbus torminalis) así como otras especies de fruto carnoso que favorezcan el asentamiento de poblaciones de avifauna dispersora de semilla. La jornada de plantación, abierta a todas las personas que quieran participar, tendrá lugar el próximo 27 de Octubre. Toda la información relativa a esta actividad de voluntariado se encuentra en el siguiente enlace.

¡Avanzamos!