Durante los días  5 y 6 de Octubre nos fuimos de setas en las I Jornadas Micológicas de Pinilla de Molina.

El viernes, como inicio de las jornadas, realizamos una breve introducción micológica y compartimos unas normas y buenas prácticas de recolección para realizar una recolecta respetuosa y responsable al día siguiente.

En la mañana del sábado el buen tiempo acompañó y pese a que llevaba sin llover 2 semanas, la humedad retenida en el suelo gracias a las lluvias de primavera y a las tormentas de verano, propiciaron esta temporada el crecimiento de los hongos en la zona, facilitando la recolección de varias especies para ilustrar (y degustar) las actividades de la tarde.

A las 18:00 h nos juntamos en el bar de Pinilla unas 50 personas para aprender sobre biología, ecología, repercusión histórica e identificación de las setas más abundantes, haciendo hincapié en las “setas engañosas”, aquellas muy parecidas a las comestibles pero son tóxicas e incluso mortales. Entendimos el por qué de los graves perjuicios que ocasionan el uso de herramientas como los rastrillos para localizar las setas, y por qué hay que arrancar algunas de ellas en vez de cortarlas, ya no solo por motivos de seguridad culinaria sino para evitar infecciones en el hongo.

Además, clasificamos las especies recogidas durante la jornada y aprendimos sobre las buenas prácticas de recolección, poniendo a prueba los conocimientos adquiridos en un Trivial Micológico para terminar la jornada con un concurso de deliciosas tapas micológicas y una cena del pueblo en la calle.

Espectacular el ambiente, la jornada y su ¡gente!