Durante la semana del 6 al 12 de Julio, la Asociación Nacional Micorriza, junto a la colaboración de Fundación Telefónica y Fundación Cepaim, organizó un campamento de trabajo para la restauración de la paridera o chozón sabinero con árbol vivo en el cañón del Río Bullones.

Paridera antes de llevar a cabo la restauración

Paridera antes de llevar a cabo la restauración

Dentro del marco del programa de “Vacaciones Solidarias” de la Fundación Telefónica, la Asociación Micorriza pudo completar con éxito la primera restauración de la paridera con árbol vivo que es emblema y portada de la “Guía de Árboles y Arboledas Singulares de la Comarca de Molina de Aragón y Alto Tajo“. Este hito supone un punto de inflexión en una de las principales líneas de trabajo dentro del proyecto de Conservación y Protección de Árboles Singulares como es la restauración del patrimonio etnográfico local vinculado al arbolado singular.

El equipo de trabajo que completó esta restauración estuvo compuesto por 6 voluntarios de Telefónica, 8 jóvenes de la Fundación Cepaim,  3 monitores de Micorriza y una decena de colaboradores que ayudaron de manera altruista. Formando un grupo perfectamente integrado, todos ellos trabajaron bajo la dirección del ingeniero-experto en bardar, D. Amado Fandos, vecino de Lebrancón de 91 años de edad, quien, mediante un diálogo intergeneracional, nos trasmitió sus conocimientos y fue el encargado de dar el aprobado final a los trabajos.

La principal tarea que se llevó a cabo fue la ya mencionada bardación de la paridera mediante pequeñas ramas de sabina. Toda esta barda se obtuvo de los árboles de la zona, como se hacía antiguamente, y que por grupos se fue acarreando y colocando hasta cubrir los agujeros y dejar una imagen con la parte superior irreconociblemente verde. Pero además, se restauraron dos tramos de pared de piedra seca que se habían derruido con el paso de los años. Esta última actividad fue llevada a cabo bajo la supervisión de Marta Chordá, arqueóloga de formación y cuyos consejos ayudaron a la consecución de los objetivos.

Equipo que llevó a cabo la restauración junto a la paridera finalizada.

Equipo que llevó a cabo la restauración junto a la paridera finalizada.

Pero no toda la semana iba a ser el arduo trabajo bajo el sol. Por las tardes se realizaron actividades complementarias como la adecuación de dos puntos de agua cercanos o la construcción de un “Hotel para Insectos”; u otras más amenas para que los voluntarios conocieran los encantos del Parque Natural del Alto Tajo, como fueron las visitas al río Tajo, a la laguna de Taravilla o a la Sima de Alcorón entre otras.

La semana finalizó abandonando el Hostal “El Descansillo” de Escalera, donde todo el equipo estuvo conviviendo durante el tiempo que duró la restauración, para conocer Molina de Aragón y su Museo, lugar donde el grupo se despidió para regresar a sus lugares de origen.

¡¡¡GRACIAS A TOD@S L@S QUE AYUDASTEIS EN ESTA EXPERIENCIA TAN GRATIFICANTE!!! ¡¡¡NOS VEMOS PRONTO!!!

De regalo os dejamos un álbum de fotos de lo que dio de sí el fin de semana. ¡¡¡Que lo disfrutéis!!!

ECO EN LOS MEDIOS:

Guadaqué

ABC