Programa de difusión y sensibilización de la Alondra ricotí (Chersophilus duponti) en el Geoparque de la Comarca de Molina – Alto Tajo

Alondra ricotí (Chersophilus duponti) © Uge Fuertes Sanz

Conceptos como pérdida de biodiversidad o despoblación del medio rural resuenan en el subconsciente de la mayor parte de la sociedad.

La connotación negativa de estos problemas ambientales muchas veces nos abruman, llegando a inmovilizarnos por la sensación de impotencia para revertir la situación. Nos relegamos a un mero papel de espectadores, desviando la mirada a otros intereses más tangibles.


Desde Micorriza, en nuestro afán por mitigar estas problemáticas, hemos decidido apostar por la sensibilización y hacernos conscientes sobre el futuro devenir del campo, de la mano de un bello ejemplo ornitológico: la Alondra ricotí.

Una especie vinculada al paisaje tradicional que, por ser esquiva al ojo humano y ser relativamente poco conocida, la hemos apodado cariñosamente como el
“ave invisible”

¿CONOCÍAS A LA ALONDRA RICOTÍ? 

La Alondra ricotí (Chersophilus duponti), también conocida como Alondra de Dupont, es una pequeña ave de la familia de los aláudidos (alondras, cogujadas, terreras…). La distribución mundial de la especie se reduce únicamente a la península ibérica y el norte de áfrica.

Es muy “tiquismiquis” en cuanto a la selección del hábitat, ocupando únicamente páramos llanos, desarbolados y cubiertos por matorral bajo. En la Península Ibérica, este estrato arbustivo está compuesto principalmente por aliagas, cambrones o espliegos, y puntualmente por jarales, romerales y espartales.

Páramo donde habita la Alondra ricotí (Rodrigo G-Vegas)

Luce un plumaje con colores crípticos que le hacen camuflarse muy bien en el paisaje. Destaca en su fisionomía un característico pico largo y curvado adaptado a la captura de su alimento preferido: escarabajos y arañas.

Alondra ricotí ©Uge Fuertes Sanz

Se ha adaptado a vivir en el suelo (incluso nidifica en el mismo) y pasa la mayor parte del tiempo correteando entre los arbustos, por lo que no es fácil observarla. Sin embargo, tiene un canto muy característico que puede escucharse al amanecer y atardecer durante los meses de Marzo a Junio principalmente.

La evolución y situación actual de las poblaciones de ricotí, han llevado a incluirla en el Libro Rojo de las Aves de España con la catalogación de En Peligro.

UNA ESPECIE VULNERABLE A LOS CAMBIOS

Los principales problemas que amenazan la supervivencia de la Alondra ricotí son:

La pérdida de hábitat:

  • Disminución de ganadería extensiva: el careo del ganado en estos páramos mantiene la estructura vegetal ideal para la Alondra ricotí y controla el crecimiento de grandes matorrales y arbolado. A su vez, los excrementos abonan los pastos y aportan sustento al principal alimento de la alondra ricotí, los escarabajos. Esta pérdida de carga ganadera conlleva a la matorralización de estas estepas y la disminución de alimento disponible, dejando de ser un espacio habitable para la especie.
Interacción ganadería-alondra ricotí (Miriam Barahona y Rodrigo G-Vegas)
  • Las roturaciones para nuevos cultivos, plantaciones forestales y la creación de nuevas infraestructuras viarias rompen la homogeneidad del territorio, conllevando a la desaparición de las poblaciones de ricotí.
  • Mención aparte es el impacto que generan los molinos eólicos, pues genera controversia social en los pueblos donde se solicita la instalación de estas estructuras. El ingreso económico en las arcas municipales choca con la conservación de la especie. Se ha demostrado en trabajos doctorales que la instalación de molinos donde hay ricotí desplaza a la especie, desapareciendo de estas zonas.

Fragmentación y aislamiento de poblaciones: el reducido tamaño de sus poblaciones, así como la distancia entre las mismas, aumentan la vulnerabilidad y el riesgo de extinción de la especie.

¿POR QUÉ LO HACEMOS?

Tenemos la suerte poder disfrutar en los páramos del noreste de la provincia de Guadalajara de una de las mayores poblaciones de alondra ricotí de Europa. La zona de Alcolea del Pinar, Parameras de Molina, cuenca alta del río Gallo y puntos localizados en el Alto Tajo cuentan con la presencia de esta especie.

Se ha constatado un desconocimiento generalizado sobre la alondra ricotí en gran parte de la población que vive en los pueblos ubicados en la zona de influencia de la especie. Y además, parte de las personas que han oído hablar de la misma es bajo un punto de vista perjudicial. En añgunos pueblos, la ricotí suele ser una de las causas para echar abajo nuevos proyectos de instalación de aerogeneradores.

Creemos que el desconocimiento de la existencia, valores y situación de la ricotí en la comarca, pueden disminuir la efectividad de futuras actuaciones y medidas de conservación, pues parte de estas medidas deben de contar con la participación activa de sectores de la población.

¿SOMOS LOS PRIMEROS?

¡Ni de lejos! Esta especie descrita en 1820 recibe el nombre de la persona que colectó el primer ejemplar descrito, de nombre Leonarch Puech Dupont. Fue a finales de la década de los 80′ del siglo pasado cuando se realizó el primer censo de Chersophilus duponti en España. Desde entonces, el interés científico por el estudio de esta ave, hasta ese momento muy poco estudiada, está creciendo. Este aumento del conocimiento de la ricotí ha sacado a la luz una situación alarmante en las poblaciones de esta especie en la Península Ibérica, generando iniciativas para frenarla.

Actualmente, se están llevando a cabo iniciativas como las realizadas por la Fundación Alondra Ricotí en Burgos, o el LIFE Ricotí, un proyecto europeo de envergadura en los cercanos páramos de Soria, liderado por la Universidad Autónoma de Madrid.

OBJETIVOS DEL PROYECTO

Nuestro objetivo es sensibilizar y concienciar a la población sobre la importancia de la conservación y el conocimiento de la Alondra ricotí (Chersophilus duponti). Para ello se han planteando 3 objetivos operativos:

  • Divulgar la ecología y la situación actual de la Alondra ricotí entre la población: especialmente a las personas residentes en localidades del Geoparque de la Comarca de Molina – Alto Tajo.
  • Sensibilizar a las generaciones más jóvenes sobre la conservación y biología de la alondra ricotí: son las futuras generaciones que gestionaran el territorio.
  • Dar a conocer las oportunidades derivadas de la conservación de la especie: visibilizar cómo la conservación de la biodiversidad puede repercutir positivamente en el desarrollo económico del territorio.

ACTUACIONES CONTEMPLADAS EN EL PROYECTO

Para alcanzar los objetivos planteados se van a realizar las siguientes acciones:

  • Realización de conferencias sobre la Alondra ricotí en los principales municipios. Se consideran prioritarios los ubicados dentro de los límites de los espacios naturales protegidos que cuentan con hábitat potencial de la especie.
  • Organización de talleres dirigidos a los agentes relacionados directamente con el hábitat de la Alondra ricotí: sector agrario.
  • Elaboración y ejecución del programa de educación ambiental Alondra ricotí, el ave invisible“. Desarrollado en los centros educativos ubicados dentro de los espacios naturales protegidos que abarca el proyecto.
  • Organización e impartición de un curso de turismo ornitológico, dirigido a sector servicios y emprendedor.
  • Acciones de difusión y publicidad. Se contemplan la elaboración de materiales y el reparto de camisetas “ricotianas”, diseñadas por artista local.
Alondra ricotí ©Uge Fuertes Sanz

Con este proyecto, la Asociación Micorriza pretende sacar de la invisibilidad a esta especie a ojos de los habitantes de la comarca, poniendo de manifiesto el papel primordial que la población local juega en su conservación.

“Porque hay que conocer

para valorar,

y valorar para conservar”

Con apoyo de: