Alrededor de una veintena de personas se acercaron el pasado sábado 20 de febrero a la Biblioteca Municipal de Valdeluz para asistir a la Jornada de Huertos Domiciliares “El Huerto en Casa”, organizada por el Ayuntamiento de Yebes e impartida por los técnicos de la Asociación Micorriza. Durante las más de 3 horas que duró la actividad, los asistentes pudieron quitarse los miedos y aprender a cultivar sus propios alimentos.

La agradable mañana de sábado acompañó al disfrute de la actividad

La agradable mañana de sábado acompañó al disfrute de la actividad

Muchos y muy diferentes eran los motivos que llevó a unas veinte personas a acercarse un sábado para aprender a montar un huerto en casa: aprender a cultivar nuestros propios alimentos, aprovechar un espacio de la casa, sentir la satisfacción de poder comer algo producido con nuestras manos o, simplemente, curiosidad por saber qué es eso de tener un huerto en casa. Pero más eran los motivos por los que lo nadie tenía ya: falta de conocimiento, de tiempo, de espacio o, incluso, miedo al fracaso. Con estas dos preguntas dio comienzo una jornada de iniciación a la Horticultura Urbana de la que todo el mundo salió con unos pequeños semilleros para instalar en sus casas.

La primera mitad de la actividad estuvo dedicada a adquirir los conocimientos mínimos que hay que tener en cuenta a la hora de empezar una huerta. Eminentemente teórica, esta primera hora estuvo dedicada a los cuidados y necesidades que necesitan las especies hortícolas y las técnicas que se pueden aprovechar para combatir la limitación de espacio y suelo que se suele tener al cultivar en nuestros balcones y terrazas. Conceptos como la asociación de cultivos, respetar las distancias mínimas a la hora de sembrar o la importancia de las aromáticas en nuestro huerto fueron calando poco a poco en la mente de los participantes mientras iban comprobando que tener un huerto no era una actividad tan difícil.

La mañana comenzó con unos conceptos teóricos de iniciación

La mañana comenzó con unos conceptos teóricos de iniciación

La segunda parte fue de carácter eminentemente práctico. Después de una breve muestra de construcción de jardineras y macetas con material reciclado, se procedió a realizar un cultivo de diferentes variedades como tomate, lechuga, rabanito o menta sobre un sustrato mezcla de humus de lombriz y fibra de coco. Fueron los propios alumnos y alumnas quienes realizaron estas siembras en unos pequeños semilleros que luego se llevaron a sus casas junto a unas cuantas semillas de regalo por si fuese necesario reponer en un futuro.

En la parte práctica se procedió a realizar unas pequeñas siembras

En la parte práctica se procedió a realizar unas pequeñas siembras

Por norma general, todo el mundo salió convencido de comenzar un nuevo huerto en sus casas, por lo que ahora solo queda ver qué hornada de horticultores saldrá de esta jornada matutina.